Consejos para mejorar el sistema inmunológico

mejorar el sistema inmunológico

Una dieta desequilibrada, cambios bruscos de temperatura, agotamiento, tensión y estrés prolongado son factores que provocan que nuestro cuerpo se resienta y disminuyan las defensas. Además de todos estos problemas de la vida diaria, podemos sumarle las crisis sanitarias que actualmente aquejan a nuestra sociedad. Por lo tanto, procurar mejorar nuestro sistema inmunológico es fundamental para aumentar nuestra calidad de vida.

Todos los días, estamos vulnerables a bacterias, virus y otros agentes patógenos responsables de enfermedades. Cuando las defensas fallan, los síntomas que nos alertan son el agotamiento, dolores musculares sin motivo aparente, caída de cabello, uñas frágiles, resfriados o gripes muy frecuentes y de larga duración.

Mejorar el sistema inmunológico: REFUERZA TUS DEFENSAS

Para que nuestro sistema inmune funcione adecuadamente, es necesario tener buenos hábitos alimenticios; esto es, una dieta equilibrada rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos. Así como el aporte adecuado de hidratos de carbono y proteínas.

¿Qué debemos hacer?

Si eres una persona que lleva una dieta rica en grasas, principalmente de origen animal, tu nivel de colesterol aumentará e inhibirá determinadas funciones del sistema inmunológico; por ejemplo, la producción de linfocitos y anticuerpos, por lo tanto, el riesgo de infección es mayor.

No es la cantidad sino la calidad, por ello debemos incluir grasas bajas en colesterol como aceite de oliva, girasol, maíz, soya y germen de trigo. Así como ácidos grasos omega 3 y 6 que intervienen en el equilibrio del sistema nervioso, la regulación hormonal y metabólica.

Tal vez también te interese leer  Beneficios de beber agua y mantenerse hidratado

De vital importancia es controlar el consumo de azúcares, ya que consumirlas en exceso, disminuirá la acción de neutrófilos. Células encargadas de distribuir bacterias, éstas suponen 60% de los glóbulos blancos que poseemos.

Las vitaminas y minerales para mejorar el sistema inmunológico

Ahora, no podemos dejar de consumir vitaminas y minerales que son imprescindibles para reforzar nuestras defensas.

Vitamina C. tiene acción antivírica, antibacteriana y aumenta las funciones del sistema inmunológico, favorece la producción e interferón, es un factor celular que evita que los virus infecten las células. La encontramos en cítricos como las naranjas, limones, mandarinas, toronjas, fresas y kiwis, entre otros.

Mientras que las vitaminas del grupo B. como la vitamina B6, actúa directamente sobre el sistema inmunitario y estimula la producción de linfocitos. La ausencia de vitaminas B1, B2, B5, ácido fólico (B9) y B12 disminuye la producción de anticuerpos, indispensables para luchar contra gérmenes y tóxicos. El complejo B lo podemos encontrar en levadura de cerveza, germen de trigo, pescados azules, cereales integrales, legumbres y verduras de hoja verde.

Cereales integrales, fritos secos, germen de trigo y el aguacate, son algunos alimentos que contienen vitamina E, ésta nos ayuda a la respuesta inmunológica, además de ser antioxidante.

El hierro, mineral necesario para reforzar las defensas. La falta de este provoca infecciones en las vías respiratorias, así como anemia y disminución de capacidades físicas e intelectuales. Lo podemos encontrar en frutos secos, yema de huevo y verduras de hoja verde.

Tal vez también te interese leer  Cómo recuperar la salud en el menor tiempo posible

Otro mineral indispensable para reforzar nuestro sistema inmunológico es el zinc. Éste activa los glóbulos blancos, estimula el sistema inmunológico y tiene una potente acción anti infecciosa. Consumir mariscos, pescados, moluscos, levadura de cerveza y cereales, son ricos en zinc.

Mientras que el cobre aumenta la formación de anticuerpos y frena la acción de los virus y bacterias. Es también indispensable para el crecimiento de las células.

alimentos para mejorar el sistema inmunológico

La importancia de los alimentos

Otra opción para reforzar nuestro sistema inmunológico es consumir alimentos prebióticos, son productos de la nueva generación de yogures que están enriquecidos con bifidobacterium y lactobaillus, bacterias que estimulan la flora intestinal y refuerzan el sistema inmunitario.

El ajo, por ejemplo, es un potente antibiótico natural, posee una acción bacteriana y estimulante del sistema inmunológico. La cebolla contiene propiedades antisépticas y antibióticas; es eficaz contra enfermedades de vías respiratorias.

Recordemos que llevar una dieta balanceada ayudará a evitar enfermedades de todo tipo, tus defensas se pueden resentir, tanto por un exceso de energía, como por un déficit enérgico teniendo mayor posibilidad de contraer enfermedades infectocontagiosas.

Tal vez también te interese leer:

Beneficios de beber agua y mantenerse hidratado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *