Conoce las diferencias entre el movimiento Veganos y los vegetarianos

veganos y vegetarianos

Existen más de mil libros, folletos, panfletos y documentos diversos sobre dieta vegetariana. Y eso solo en inglés, o en traducciones al inglés. El inventario incluye libros de cocina, obras filosóficas y éticas, tratados médicos, publicados entre 1548 y 1969. Eso sin contar muchas obras y corrientes alrededor del movimiento vegetariano: el naturismo y la medicina naturista. El movimientos de Veganos y vegetarianos, aunque en el fondo parecidos, mantienen diferencias bastante marcadas.

Una lista impresionante

Esta lista es fácil de encontrar en internet, incluye textos como «Moralia» de Plutarco, en donde  ya se exponen claramente los fundamentos de la inteligencia sintiente de los animales. Podemos encontrar también las primeras ediciones impresas de Porfirio, y de textos de autores muy poco conocidos entre nosotros.

En este breve artículo te contaremos sobre las diferencias entre el movimiento de los veganos y vegetarianos. Movimiento en pleno auge en todo el mundo.

veganismo

¿Qué es el veganismo?

El veganismo es un estilo de vida en el cual se excluyen todas las formas de explotación y crueldad hacia los animales, cualquiera sea el fin.

Es un vegetarianismo netamente ético, que va más allá de no consumir productos animales: carne, pescado, aves, huevos, leche, miel o sus subproductos como la gelatina, suero, grasas, etc…

            El veganismo significa acción directa, pues es la base para acabar con la esclavitud de miles de millones de seres sensibles, de los que se dispone para comida, vestimenta, entretenimiento o experimentación. Haciendo consistente la idea de respeto por los otros animales.

            Junto a la manera de alimentarse, las personas veganas también excluyen las vestimentas y los productos testados en animales (cosméticos, medicamentos, productos de limpieza, etc.). Procurando también, seguir una medicina holística auto responsable. Que no utilice animales para experimentación y pide que se salven vidas humanas sin torturar vidas no humanas.

            Rechazan la venta de animales, la cual siempre significa asignarles un valor instrumental, incluso cuando se hace para servir de «compañía». Como es natural, están a favor del buen cuidado de las mascotas ¡en cada caso y en todos los casos!

Tal vez también te interese leer  Hallan antigua ciudad perdida en la selva de Honduras

Cómo empezó todo

Los orígenes del movimiento vegano están en Inglaterra. En 1944, en Londres, Donald Watson, junto a otros 6 miembros, fundo la primera sociedad vegana del mundo. Su objetivo principal era diferenciarse de los vegetarianos, que en  realidad deberían ser llamados «ovolacto-vegetarianos» debido a su consumo de lácteos, o huevos, o ambos.

            La etimología de la palabra «veganismo» proviene del término ingles vegan, que a s vez deriva de VEGetariaAN (utilizando las tres primeras y las dos últimas letras). Más allá del aporte al equilibrio psicofísico del ser humano, el veganismo conduce a una coherencia ética en la causa por los derechos animales:

            «Lo que les hacemos, nos lo hacemos».

Diferencia entre veganos y vegetarianos

A los victimas «no humanas» se suma la destrucción medio ambiental originada en la cría de animales y la pesada carga que la ingesta de productos animales tiene en la generación de enfermades.

            De aquí el repetido slogan de: «Hazte vegano: por los animales, por el medio ambiente, por la slaud»… y por una racionalización en la producción y consumo de alimentos (se puede eliminar así la escasez de forma definitiva).

            En efecto, tanto para la salud como para la economía global y la manera de vivr se produciría un cambio auténticamente revolucionario en caso de seguir una dieta sin productos animales.

            Esta revolución de los cereales y vegetales en generales, fue explicada por la dietista norteamaericana Frances Moore Lappé en la década de 1970 y recibió el Premio Nobel Alternativo 1987 por su obra «Diet for a Small Planet».

Un movimiento amplio

Las personas que eligen el veganismo lo hacen por esas tres razones básicas, en su conjunto o por separado. Sin embargo, los lacto-ovo-vegetarianos argumentan que también ellos han contribuido a estos avances a lo largo de los siglos.

            Existen, al menos en el Centro y Norte de Europa, países con gran tradición naturista-vegetariana que son grandes consumidores de lácteos, y cuya producción no seria tan drmatica, como en el caso de las granajas biodinámicas.

            La aparición del movimiento vegano es comprensible, sobre todo porque, cíclicamente, se producen abusos «lingüísticos», con la aparición, por ejemplo, de unos pintorescos «pesco-vegatarianos». En su momento eso nos movió a escribir ironías sobre los «vegetarianos con excepciones», es decir: todo el mundo.

Tal vez también te interese leer  Hallan antigua ciudad perdida en la selva de Honduras

            El mejor barómetro es no engañarnos a nosotros mismos y repasar que es lo que guardamos en nuestra cocina (especialmente en el frigorífico) a lo largo de 364 días, cada año, todos los años. Ver si hay o no «excepciones» y porqué.

            Y reconocer la importancia de la alimentación y educación vegetarianas en los niños.

El cambio es posible, la perfección es algo más complejo

En todo caso no es posible ser un vegano «perfecto»,  pues hemos construido un mundo dependiente de la vida animal, al no valorarla más que como medio para nuestros fines.

            Es decir, empleamos modelos de producción y actuamos de manera tal que cuando no son ellos los destruidos, invadimos, contaminamos o eliminamos sus propios hogares. Los sociólogos opinan que el auge del vegetarianismo es la más clara estampa de la toma de conciencia ambiental.

            El veganismo dice: «La explotación de los animales no humanos para comida, junto con todas las demás, refleja una determinada manera de observar el mundo y relacionarse con quienes lo integran, actuando en consecuencia. Implica el sojuzgamiento de un grupo sobre otro. Representa, además, un paradigma de violencia institucionalizada».

            Convertir a un ser con interés en su propia vida en cosa, en un producto de consumo, es el proceso utilizado para convertir alguien en algo.

            La cultura carnívora disfraza al animal explotado y asesinado, no hay  presencia criminal, el jamón es simplemente comida. La producción de alimentos a partir de animales no humanos se basa en un cumulo de mitas y en la perpetuación del cisma entre el trozo de carne vendido como comida y el ser sintiente faenado del cual proviene.

            El movimiento vegano considera que esto es injusto, y que es posible y deseable un cambio de modelo.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *