Los nanomateriales cada vez más utilizados en la industria pueden entrar y acumularse en nuestros cuerpos


Crédito: Armennano, Pixabay, 4558443

Cada vez son más los productos de consumo, incluso los que están en ajustado contacto con nuestro cuerpo, como los cosméticos y la ropa, que están llenos de nanomateriales. La nanotecnología avanza a pasos agigantados y los propios nanomateriales se utilizan cada vez más en un número creciente de sectores productivos pero cualquiera ha hexaedro la voz de susto: se tráfico de partículas tan pequeñas que son difíciles de detectar, incluso de cronometrar, que al final pueden entran en nuestros cuerpos, incluso a través de la esclavitud alimentaria.

Una vez internamente del cuerpo, pueden penetrar fácilmente en las células y acumularse con consecuencias que nadie, hasta ahora, ha intentado investigar con un método irrefutable o al menos lo ha hecho sin crear tanto alboroto como nunca se palabra de ellos. como es el caso, por ejemplo, de los microplásticos.
Un nuevo estudio, publicado en Comunicaciones de la naturaleza, parece satisfacer este vano, de hecho, genera una susto sobre lo peligrosos que pueden ser para nuestro cuerpo. Los investigadores que llevaron a parte el estudio declaran que han ideado un nuevo método para rastrear nanomateriales internamente de la esclavitud alimentaria acuática: han descubierto que los microorganismos acuáticos pueden entrar en el cuerpo de los peces y de estos pueden demorar a nuestro cuerpo.

Tal vez también te interese leer  Dieta en celíacos: ¿Qué pueden comer?

Según Fazel A. Monikh, investigador de la Universidad de Finlandia Uruguayo, una vez que entran en un organismo, los nanomateriales pueden cambiar de forma y tamaño y pueden penetrar células o prácticamente cualquier víscera gracias a su tamaño muy pequeño.
El investigador afirma sobrevenir descubierto que incluso pueden acumularse en el cerebro.

Sin secuestro, es muy difícil cronometrar la cantidad, lo que lleva al investigador a solicitar públicamente, incluidos los responsables políticos, la preámbulo de normas más estrictas sobre el uso de los propios nanomateriales y sobre el hecho de que deben estar indicados en los ingredientes de los productos. Actualmente, de hecho, como explica Monikh, no existe una regulación al respecto y los nanomateriales utilizados nunca se indican entre los ingredientes, ni su uso casi nunca se hace sabido en muchos productos: “Este es un problema global que necesita una solución global . Muchas preguntas sobre los nanomateriales aún no se han respondido. ¿Son seguros para nosotros y el medio ambiente? ¿A dónde van después de que los usamos? ¿Cómo podemos evaluar su posible riesgo? ”, Continúa Monikh. Todas preguntas más que legítimas a las que, en la contemporaneidad, todavía no hay respuesta.

Tal vez también te interese leer  He aquí por qué algunas personas tienen hambre unas horas después de las comidas

Perspectivas

Artículos relacionados





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *