Estrella muerta es captada emitiendo radiación nunca antes registrada

estrella muerta radiación nunca antes registrada

La Agencia Europea Espacial “ESA” informó haber observado a una estrella muerta emitiendo radiación nunca antes registrada en nuestra galaxia. El fenómeno, como indican los científicos, los puede ayudar a resolver incógnitas de larga data con respecto al universo.

Los científicos que observaron el fenómeno, detectaron ráfagas rápidas de radio provenientes de un magnetar.

Los magnetares son remanentes de estrellas muy masivas que luego de consumir todo su combustible durante miles de millones de años, mueren y se transforman en magnetar. Un tipo de estrella muerta que emite enormes cantidad de radiación durante algunos segundos antes de desaparecer.

A finales de abril de este año, SGR 1935+2154, un magnetar descubierto en el año 2014, volvió a emitir ráfagas rápidas de radio luego de grandes emisiones de rayos X. Este fenómeno jamás se había documentado hasta la fecha.

Tal vez también te interese leer  ¿Qué tienen en común el pan, el vino y el queso?

Hasta ahora nunca habíamos visto una explosión de ondas de radio, como las de las ráfagas rápidas de radio, procedente de un magnetar” Menciona Sandro Mereghetti, del Instituto Nacional de Astrofísica (INAF–IASF).

“Esta es la primera vez que las observaciones permiten vincular los magnetares con las ráfagas rápidas de radio”, Añade el investigador.

El registro de la extraña radiación en la estrella muerta fue gracias al satélite Integral

El descubrimiento fue posible gracias al satélite de nombre “Integral”, que detectó las emisiones luego de que el magnetar estuvo en su campo de visión. El dispositivo fue capaz de alertar a diferente organizaciones científicas del descubrimiento, solo segundos después de la detección por medio de sus sensores.

Tal vez también te interese leer  China lanzó su primer vehículo "Rover" a Marte
estrella muerta radiación nunca antes registrada
Representación artística del satélite Integral

El satélite Integral se encuentra en órbita desde el año 2002. El cual fue equipado con modernos sensores capaces de detectar radiación, incluyendo los rayos Gama y rayos X provenientes de las estrellas.

“Lo que es más importante, la cámara IBIS de Integral nos ha permitido ubicar con exactitud el origen de la ráfaga, asociándola claramente con el magnetar”, señala Volodymyr Savchenko, del Centro de Datos Científicos de Integral en la Universidad de Ginebra (Suiza).

Los científicos continúan recabando información del descubrimiento. Pero al parecer, el mismo dejará una huella perdurable en la comunidad científica y en la historia de la ciencia.

Fuente ESA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *