El génesis bíblico y la ciencia: ¿Existen similitudes?

génesis bíblico

El génesis bíblico es uno de los libros más sagrados del antiguo testamento. En él, se relata como Dios creo al mundo y dio vida a su imagen y semejanza al hombre.

Durante décadas muchos científicos han estado de acuerdo en que el universo inició en algún momento hace varios miles de millones de años. Este momento inicial donde todo comenzó se le ha denominado Big Bang.

¿Pero tiene alguna semejanza la creación como la presenta la fe cristiana y la teoría del Big Bang?. La respuesta es sí. La fe y la ciencia en muchos aspectos tienen más similitudes de las que muchos creemos, solamente hay que estudiar el génesis bíblico desde un punto de vista menos literal.

Tal vez también te interese leer sobre Conoce las diferencias entre el movimiento Veganos y los vegetarianos

El inicio de la vida: ¿existen similitudes entre las teorías científicas y el génesis bíblico?

En el principio creó Dios los cielos y la tierra.  

Y la tierra estaba sin orden y vacía. Había tinieblas sobre la faz del océano, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Entonces dijo Dios: “Sea la luz”, y fue la luz.  Dios vio que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas.  Dios llamó a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y fue la mañana del primer día.

Libro del génesis

Así inició todo según el génesis bíblico; Dios mediante una explosión de luz alejó las tinieblas, y a partir de ella se dio forma al mundo y al final al hombre. Según explica la teoría del Big Bang, en el momento inicial de la creación misma, una explosión de energía se expandió por toda la faz del universo. Esa energía primordial, fue la que dio origen a toda la materia.

Tal vez también te interese leer  Estrella muerta es captada emitiendo radiación nunca antes registrada
big bang
Todo inició con una gran explosión de luz

Toda la energía y materia que se creó durante el Big Bang continúa hoy en constante expansión, creando las estructuras del universo.

Ambos conceptos, tanto el génesis bíblico como en el Big Bang parten desde el principio de que todo lo que conocemos inició con un estallido de luz. Cabe resaltar que hace 2 mil años, el hombre no tenía conocimiento sobre el basto universo que nos rodea, por lo tanto en su entendimiento del todo, el mundo podría llegar a ser lo que es el universo para nosotros.

Y hay más:

Entonces dijo Dios: “Haya una bóveda en medio de las aguas, para que separe las aguas de las aguas.”  E hizo Dios la bóveda, y separó las aguas que están debajo de la bóveda, de las aguas que están sobre la bóveda. Y fue así.  Dios llamó a la bóveda Cielos.

Libro del génesis

Luego de formado el sistema solar hace al menos 4 mil millones de años. Pasaron miles de millones de años hasta que el planeta tierra tuviera una atmósfera apta para alojar vida. De hecho en el período carbonífero, los niveles de oxígeno en la misma hubiesen sido tóxicos para el ser humano. Fue luego de mucho tiempo, que el planeta tierra logró un balance adecuado para alojar la vida.

Entonces dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra.”

Libro del génesis

Luego de unos 3 mil millones de años, no fue hasta hace tan solo 2 millones de años que apareció el hombre moderno. viéndolo desde el punto de vista de nuestra historia, como protagonistas. Aparecimos en la ecuación al final de ese increíble viaje.

Tal vez también te interese leer  ¿Por qué no se puede mezclar de manera homogénea el agua y el aceite?

Solo algo es seguro

Este artículo no se trata de cuestionar la existencia de Dios, ni tampoco demostrar que existe. Solo quisimos abordar de manera simple este tema y remarcar que la ciencia y la religión muchas veces tienen más semejanzas de las que creemos. Solamente hay que alejar el fanatismo y leer entre lineas.

Si deseas complementar la lectura, te recomendamos visitar la siguiente fuente: génesis.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *