Plantas medicinales que ayudan a prevenir infecciones

plantas medicinales contra infecciones

Las plantas medicinales no son milagrosas ni mágicas, pero sí pueden ser de gran ayuda para prevenir infecciones recurrentes y esos resfriados que por lo general nos da en cada cambio de estación, o debido variaciones bruscas de temperatura y humedad.

Qué plantas medicinales te convienen

Siempre la prevención será la clave, además las plantas medicinales pueden ser de gran ayuda para ayudarte a subir tus defensas y fortalecer tu cuerpo, evitando así tener que ingerir analgésicos convencionales, antibióticos o antiinflamatorios (que pueden disminuir tus defensas).

  • Si deseas subir tus defensas ante virus y bacterias, recurre a plantas de acción linfática, es decir, éstas estimularán la producción de glóbulos blancos y aumentarán su capacidad para moverse de forma más veloz. Para esto, la equinácea es una hierba excelente, más si tiendes a sufrir de infecciones todo el tiempo. Puedes reforzar tus defensas también con astrágalo, que también ayuda a la formación de células blancas y schisandra que elevará la resistencia de tu organismo ante posibles agresiones.
  • Si ya te has resfriado, las hierbas de acción pectoral te ofrecen una alternativa inocua que en muchos casos te evitará tomar una medicación más fuerte y poco natural, e incluso tener que acudir al médico. Una infusión bien caliente de saúco, tomillo o jengibre es de gran ayuda para combatirla agresiones víricas y bacterianas.
  • Una vez pasada la infección. A menudo, tras haber vencido un catarro o una gripe, tu cuerpo queda agotado. Plantas como el escaramujo o la eupatoria contribuyen a la recuperación de las defensas perdidas en esa “batalla”.
Tal vez también te interese leer  Aliviar lumbago y ciática sin recurrir a los antiinflamatorios
plantas medicinales

Cómo es mejor tomarlas

Muy raramente las plantas medicinales generan reacciones adversas y, de hecho, se pueden usar completando a los fármacos clásicos sin que surjan interacciones. Tomarlas en infusiones tiene la ventaja adicional de templar el cuerpo si sientes frío o malestar y de sentar bien al estómago. No obstante, en algunos casos (por ejemplo, la equinácea) se recomienda adquirirlas en forma de pastillas o gotas. En cuanto a la dosis, a continuación le damos una orientación general al respecto, además de detallar las propiedades de las seis hierbas más beneficiosas para tus defensas.

Equinácea

Por qué funciona: por su acción linfática y antimicrobiana es uno de los mejores estimulantes inmunitarios. Activa los fibroblastos, células reconstructoras de tejido.

Cuidado con… sus alcaloides. Contiene muchos, así que es mejor evitar tratamientos de más de dos meses.

Dosis: se recomienda ingerirla en cápsulas (entre 1-3 al día). Las infusiones son poco habituales.

Tomillo

Por qué funciona: contiene flavonoides y vitaminas C, útiles como reforzar antes inmunitarios. Tiene un gran poder antimicrobiano y en el instante, además de mucolítico y expectorante.

Otros beneficios: activar la circulación y el sistema nervioso y, por sus propiedades anti sépticas, destruye bacterias y ayuda a curar llagas y hongos.

Dosis: tres infusiones al día (una cucharadita por tasa).

Saúco

Por qué funciona: estimula la actividad de los glóbulos blancos.

Tal vez también te interese leer  Dieta Anti-flacidez: adelgaza sin sumar años

Otros beneficios: los frutos son ricos en flavonoides, betacarotenos y antocianinas, que tienen propiedades antivirales.

Dosis: pon las flores en agua hirviendo y deja reposar por cinco minutos. Las infusiones con sus frutos necesitan un reposo algo más largo.

Jengibre

Por qué funciona: en el propiedades anti sépticas (destruye los microbios causantes de las infecciones), antiinflamatorias y analgésicas.

Cuidado con… su sabor. Puede parecerte muy intenso y picante. Por eso, tómala caliente y a pequeños sorbos.

Dosis: prepara una tisana con una cucharadita de pimienta negra, una de polvo de jengibre y una de albahaca. Hierve por cinco minutos y deja reposar cinco más.

Escaramujo(o rosa canina)

Porque funciona: contiene vitaminas, hidratos de carbono, pectina y pigmentos que estimulan las defensas.

Otros beneficios: se tolera muy bien. Su agradable sabor ácido ayuda que lo tomen los niños, personas sin apetito o aquellas poco amantes de las hierbas.

Dosis: hierve dos cucharaditas en 300 ml de agua durante cinco minutos y de la reposar otros cinco.

Grosellero negro

Por qué funciona: muy rico en vitamina C, es un buen analgésico natural. Además elimina toxinas por su acción diurética y sudorífica.

Tiempo recomendado: Para que haga su efecto, hay que tomarlo un mínimo de 15 días.

Dosis: se administra en forma de jugo, jarabe o extracto. Se desaconseja su uso en dosis altas más de seis meses y en personas con insuficiencia cardíaca o renal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *