Simple cuestión de piel. Consejos para tener una piel sana

piel sana

*Lo importante es tener una adecuada limpieza diaria de la piel: un buen exfoliante y una buena crema o gel hidratante.

Es el órgano de mayor extensión de nuestro cuerpo humano y hay que consentirlo. Sol inclemente, condiciones ambientales adversas y malos hábitos de higiene son algunos de los factores que conspiran contra nuestra delicada envoltura.

Aunque cada persona es diferente, existen ciertos consejos que pueden servir al momento de consentir y protege la piel. Estos son alguno tips:

Protegerse de las radiaciones solares.

España es un país donde en verano el sol puede ser un poco más severo que en otros lados del mundo. Aplíquese protector solar con protección UV antes de salir de su casa.

Tal vez también te interese leer  5 consejos para lograr concentrarte de manera efectiva

La Higiene es Fundamental.

Bañarse con regularidad para mantener limpia la piel. Utilice jabones con un PH neutro, no tome duchas con agua demasiado caliente.

Conserve la piel humectada.

Seque bien toda la superficie corporal con una toalla y especialmente manos y pies. Utilice una crema o un gel hidratante después de salir de la ducha para reponer el equilibrio perdido con el agua y el jabón.

Precaución con el olor.

Si utiliza a menudo fragancias o desodorantes perfumados, elija los que tengan una menor concentración de alcohol y fragancia. Es recomendable aplicar el perfume en la ropa y solo un poco en la piel.

Alimentación balanceada.

Mantenga una alimentación balanceada con alimentos que contengan vitaminas, minerales, líquidos naturales y grasa.

Tal vez también te interese leer  Dieta alta en proteína, menor riesgo de muerte

Acude a un especialista.

Si observa manchas, imperfecciones o lunares crecidos o que han cambiado de color, consulte un dermatólogo o su médico de confianza. El dermatólogo es el especialista que sabe tratar este tipo de anomalías.

Establecer hábitos.

Acostúmbrese a lavar la cara antes de acostarse y al levantarse, especialmente las mujeres que acostumbran a maquillarse. Igualmente, enseñe el hábito de cuidarse y limpiarse la piel a sus hijos, sin importar la edad y sexo. Las enfermedades posteriores de la piel no distinguen género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *