La luna colonizada

El pasado 20 de julio de 1969 el hombre llega a la luna por primera vez. Un momento importante que marcó la historia de la humanidad pero que también reflejó una obsesión loca por la conquista espacial, incluso poniendo en juego la vida de los astronautas del Apolo 11.

Una historia que comenzó en mayo de 1961, cuando el Presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy anunció su intención de poder enviar astronautas a la Luna antes de que finalizase la década.

Tuvieron que pasar ocho años de duro trabajo antes de que la NASA viese cumplido su gran proyecto de poner un hombre en la Luna en la nave Apolo 11, con los astronautas Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins. Efectivamente, fue Armstrong el primer humano que pisó la luna y puso fin a una carrera espacial que parecía dominar la URSS.

Tal vez también te interese leer  China lanzó su primer vehículo "Rover" a Marte

De allí proviene gran parte del concepto de Guerra Fría, una etapa histórica que se originó al finalizar la Segunda Guerra Mundial, y que suscitó continuos enfrentamientos a nivel político, económico, social, militar, científico y tecnológico. Este programa Apolo que llevó al hombre a la Luna se considera un resultado de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Actualmente, sabemos que los programas espaciales de todas las naciones han alcanzado sus mayores éxitos cuando han estado vinculados y cooperativos entre sí. Es una gran realidad que en cada aspecto de la exploración y el desarrollo espacial, muchos adelantos se producen gracias a iniciativas colaborativas.

Durante años, los Estados Unidos y Rusia han mantenido diferencias terrenales e ideológicas. Pero la cooperación espacial continúa mostrándonos el camino a seguir y todas las partes deberían promoverla. De esta conquista espacial, la tecnología desarrollada dio lugar a múltiples aplicaciones: comunicaciones, tecnología de satélites, médicas, nuevos materiales y otras: que trajeron grandes avances en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *